Serranía del Perijá Procesos de combustión Residuos mineros Lluvia intermitente Viento y polvo Río Rancheria Cultivos Agua de pozo Poblados Viento y polvo Agua subterranea Vegetación Muestras de lodo de río Información de calidad de aire Muestras de tejido de Iguanas y chivos Muestras de agua de pozo Muestras de agua de río y arroyos Pluma contaminante Lluvia ácida Vertimientos de aguas industriales Lixiviados Transporte de sedimentos

Plumas contaminantes en el agua subterránea

Cuando los contaminantes en los lixiviados filtran hacia el subsuelo al agua subterránea pueden formar una pluma de contaminantes. Aquella concentración de contaminantes en un área determinada puede expandirse y afectar de las aguas subterráneas, ríos y pozos, mantenerse estable o reducirse con el paso del tiempo.

Lluvia ácida

Procesos de combustión de los vehículos y en los tajos de carbón encendidos liberan químicos a la atmósfera, donde pasan por procesos de oxidación que dan lugar a la formación de lluvia con ácidos disueltos, principalmente ácido sulfúrico y nítrico. La lluvia ácida es un fenómeno que produce cambios considerables en los ecosistemas modificando las características químicas de los suelos y aguas superficiales, así como puede causar daños en los bosques.

Vertimientos de aguas industriales al río Ranchería

El agua industrial que se genera en las plantas de trituración, lavado del carbón, de la limpieza de las áreas y equipos mineros y que se acumula en el fondo de los tajos es vertido de manera regular al río Ranchería. La empresa Cerrejón cuento con permisos de verter sus aguas industriales en 16 puntos a lo largo del río Ranchería y sus tributarios. Las concentraciones de metales pesados en esas aguas industriales pueden llegar a perjudicar los ecosistemas y representar un riesgo para la salud de las personas que consumen agua del río.

Lixiviados

Lluvia ácida que se filtran por los residuos y botaderos mineros, termina arrastrando gran cantidad de los elementos químicos, presentes en los residuos/botaderos, generando así lixiviados. Esos tienen el peligro de que llevan sustancias tóxicas que pueden contaminar las aguas superficiales, subterráneas o los suelos. Cuanto mejor separados los residuos más se reduce el peligro de estos lixiviados para el ambiente.

Transporte de sedimento, polvo y partículas finas

La actividad minera de carbón a través de las voladuras, la remoción de rocas y las combustiones de los vehículos y de los tajos cuando prenden fuego, producen diversos tipos de partículas atmosféricas. Entre ellas partículas grandes como el sedimento y polvo, o partículas finas compuestos por cenizas, metales pesados, y minerales cuyo diámetro es menor de 10 µm. La exposición prolongada o repetitiva a las partículas finas puede provocar efectos nocivos en el sistema de salud de las personas.