Durante los más de ocho años que Indepaz ha estado trabajado con las comunidades afectadas por la explotación minera en el área de operación de Cerrejón, se han recogido en reiteradas oportunidades la preocupación colectiva acerca de la vulneración del derecho al agua y a la salud.

Es así que se decidió enfocar el trabajo en la problemática del derecho al agua y el derecho a la salud, con base en la evaluación de riesgos ambientales. Con aliados como el departamento de Toxicología Ambiental de la Universidad de Cartagena y la maestría en Ecotoxicología de la Universidad Koblenz-Landau, se realizaron tres muestreos de calidad de agua en la cuenca del río Ranchería, que comparados con resultados de Corpoguajira e los ICA (Informe de Cumplimiento Ambiental) de Cerrejón, dio los resultados reflejados en el capítulo llamado Impactos ambientales.

En el desarrollo de este trabajo, llamó la atención que, con su avance, hubo acercamiento a otro tipos de realidades encadenadas a la actividad minera que no deben desconocerse. La fragmentación de las comunidades, las negociaciones arbitrarias, los incumplimientos, así como también las consecuencias sociales por las afectaciones al medio ambiente, son descritos por las comunidades en una necesidad para que se revise el modelo extractivo en su conjunto. Estas declaraciones están reflejadas en el apartado llamado Impactos sociales.

Por último, el enfoque del proyecto estuvo bajo los criterios de la participación activa. Indepaz parte del principio de que solo una sociedad civil bien informada, junto con el acompañamiento de las instituciones, pueden asumir sus respectivas responsabilidades y obligaciones de cuidar y proteger sus fuentes de vida. Por esta razón, fue indispensable convocar la presencia de representantes de comunidades étnicas, organizaciones sociales y entidades públicas. En todo el proceso, se contó con la acción y disposición de: Tamaquito II, La Horqueta II, El Rocío, Tabaco, Roche, Chancleta, Patilla, Las Casitas, Campoalegre. De la misma forma, con el trabajo de organizaciones como Fuerza Mujeres Wayúu.

Vale también mencionar la presencia de la Secretaría de Planeación y la Personería municipal de Barrancas, junto con la Defensoría del Pueblo, quienes asistieron al primer día de la primera sesión de recolección de muestras, y la propia empresa Cerrejón, quien amablemente invitó a una delegación de Indepaz a acompañar a las comunidades a un recorrido por la ribera del arroyo Bruno.

Mapa Comunidades